All you need is love...

martes, 8 de abril de 2008

Nos engañaron con la primavera...

En marzo hicimos un viajecito de ida y vuelta a Stratford, la tierra de Don Shakespeare. Era un domingo, nos despertamos a las 7 de la mañana, abrimos la cortina para ver como estaba el clima y estaba completamente gris y lloviendo. Traté de convencer a Ugalde de quedarnos y no funcionó, la verdad es que tenía toda la razón, ya teníamos los boletos. Así que nos fuimos. Llegamos al lugar, vimos todo lo relacionado con la vida de Don William Shakespeare, caminamos por los lugares más famosos de Stratfor, por el río Avon y todo muy bien.
Ese día me quejé todo el tiempo del clima, estuvo lluvioso y frío. Nuestra idea de salir de día de campo o de paseo, para nosotros es ver el sol, llegar al lugar con sol y estar todo el día disfrutando del lugar con sol, obviamente sentí muy feo salir de paseo con lluvia y frío.
Al paso de los días hasta el día de hoy, a casi un mes de ese viajecito, seguimos sin sol... digamos que si ha salido, pero no calienta, aunque eso no importa, un día con sol me hace valorar tanto el azul del cielo, salir a trabaja, o simplemente ver el día bonito, pone de buenas no tan solo a mí a toda la gente, todo se torna buena vibra. No sé que pasa con la primavera, pero se supone que ya es tiempo de sentir un poco de calor, pero no es así, la madrugada del sábado pasado nevó y al siguiente día seguía nevando, aunque ya no hacía suficiente frío para mantenerse.
Otra cosa que es bastante extraña es que esta isla es extremadamente cambiante, en un día se pueden sentir todas las estaciones del año y hay días que amanece tan húmedo, que me recuerda a esa humedad selvática de las tierras mayas.
Un día me puse a contar los días sin ver el sol, pasaron nueve días, solo un día salió y después cuatro para verlo de nuevo, se mantuvo dos o tres días y luego nada. Un día mi jefa me dijo que me afectaba mucho el clima, que me fijaba mucho en eso, pues claro le contesté, México esta a 30º. Sin lugar a dudas este tema del clima es uno de los que nunca se acaba, pasan los meses, ya nos pudimos dar cuenta de como es y sigue impresionándonos y dando de que hablar. Se extraña ver el sol y sentir el calor, sin lugar a dudas me causa admiración ver a la gente aquí, aunque este lluvioso, con nieve o como sea, nadie se queda en casa, ni los niños, todos salen y por las noches las inglesas salen en micro faldas y con grandes escotas de fiesta.
Bien decía mi abuela: “A todo se acostumbra uno, menos a no comer.” Pero mientras, como dice Manú Chao: ... nos engañaron con la primavera... Pero ya vendrá y a todo le sale flor, eso es otra de las maravillas y extrañezas de la isla...

3 comentarios:

Edwin dijo...

Jefa!!! preferiria estar alla con es frio riquito sin sol que con este calor que te come a mordidas :S ya no quiero calor!...exagerado el sol

Pucca dijo...

Uy si me acuerdo como es eso. Fijate que por acá si sale el sol, luego cae nieve o granizo o llueve todo el día, pero casi diario sale un ratito el sol. Eso si, a penas estas disfrutándolo y vienen en chinga las nubes a taparlo, ches monas envidiosas.
Ni hablar, cuando salgan las florecitas de por allá, ahí te encargo tomar mucha foto. Un abrazo

Angs dijo...

animo Dani, mira que al menos saber que empezará la primavera tarde a temprano...acá apenas empezó el invierno y si que ha hecho frío, creo yo que menos lluvia que año pasado pero igual las tardes se han mantenido grises y con el anochecer cada vez mas temprano