All you need is love...

lunes, 13 de octubre de 2008

Estética Unisex Gloria.

Hay cosas que uno no piensa en el momento de tomar decisiones tales como irse a vivir a un lugar en donde no hablas el idioma. Cuando llegué a Inglaterra, recuerdo que pocos días antes fui al salón de belleza, me despunté el cabello, pero nunca pensé que tiempo después sería muy complicado explicar que era lo que yo quería exactamente. Y es que antes de contarles la importancia que eso tiene en mi persona, necesito regresarme al pasado.

Pues resulta que desde que tuve entre los 14 y los 20 años me dí el gusto de cortarme el cabello de diferentes maneras. Anduve con el cabello largo, medio, corto y muy corto. Me lo teñí de rojo, morado, rosa y hasta luces me hice. Nunca me hice rulos, pero si cambiaba de corte casi cada dos meses. La razón para hacer tantos cambios, aun no la sé, pero me gusta saber que disfruté de cómo me veía durante esos años. Un día decidí que solo lo iba a dejar crecer, libre y sin problemas de cambio de color o cosas extrañas. Esa decisión fue buena… pero me aburrí al poco tiempo y me lo teñí de negro por largo tiempo. Me gustaba como se me veía largo y muy negro, ja!

Así fue como llegó el momento en el que me lo fui a cortar para venir a Reino Unido. Mi cabello creció y perdió toda forma posible, y después de casi 6 meses, Lilia mi ex compañera de casa, me comentó que había un estilista de Taiwán buenísimo. Me convenció, hizo una cita y me hizo un buen corte de cabello, original y al puro estilo asiático, pero en ese tiempo no tenía trabajo y ese corte resultó ser un gran lujo… Ese corte de cabello me costó 25 libras, lo que equivalía a una semana de despensa para cocinar o a un boleto de avión para Irlanda u otro destino… Se me hizo la cosa más cara del mundo, pero ya estaba hecho!!! Esa vez no tuve miedo de explicar nada, porque afortunadamente Lilia fue conmigo y ella dirigió el corte y la traducción. De esa vez pasaron siete meses para que volviera a visitar una estética. Y un día de invierno, en enero, decidí entrar a una estética y tratar de explicar que era lo que yo quería… No tuve mucho éxito, esa vez iba decidida a cambiar mi corte, pero no hubo manera de entendimiento o por lo menos pensé que me habían entendido y solo me despuntaron mi cabello… me desilusioné tanto, que en los siguientes ocho meses, decidí que yo podía cortarme mi cabello. Finalmente lo traigo en la sangre, mi abuelo fue peluquero y una de mis primas es estilista… y creo que lo logré, sino hay que preguntarle a Ugalde, que fue la tercera victima de mis dotes de estilista (la primera fue mi mamá! Y la segunda mi hermano!).

Confieso que logré una buena técnica, la última vez me lo dejé en capaz y con mis súper tijeras para hacer degrafilado me quedó bien. Pero no hay nada mejor que alguien te lo haga.

Hace unos días el amigo Iván, se cortó el cabello con una señora llamada Gloria y lo mejor, lo pudo hacer en español, pudo explicar sin problema el significado de “solo poquito…” , etc.

Hoy decidí caminar hacia la Estética Unisex Gloria, en uno de los pasillos latinos que se encuentran el Londres. Cuando llegué al salón, estaba su hijo, su nieto y un africano, que estaban hablando de negocios de computadoras. Estaba también Doña Gloria y una clienta. Me recibió con mucha amabilidad, me dio una revista Hola! y otra de cortes de cabello. Mientras terminaba de arreglar a la señora, un sin número de personas latinas pasaban por el lugar y la saludaban. Un perrito que descansaba sobre uno de los sillones del pequeño Salón de Belleza, un olor a sopa de pollo que su pequeño nieto comía, una maseta con rosas de plástico, hacían parecer que estábamos en cualquier parte de México o de América Latina, sino fuera porque todos los productos están en inglés y de fondo escuchábamos un análisis financiero del porqué de la crisis y sus consecuencias, así como el señor que entró a preguntar en inglés si vendían pilas o las brasileñas que un español-portugués preguntaron en cuanto tiempo regresaban o el señor africano que prefiere esa estética a las muchas especialistas para el tipo de cabello que ellos tienen, pensaría de hay veces que vivo en México.

Doña Gloria tiene doce años viviendo aquí, es de Quito, Ecuador y desde los 16 años se dedica a la cultura de belleza… Por cierto me cobra 70 libras si quiero que me pinte el cabello y 120 si quiero luces o algo así… Lo que equivale entre 1000 y 1500 pesos mexicanos, justo lo que cobra una estética de muy buen nivel que nunca pagaría… Ya ni quiero saber cuanto me hubiera costado el corte en una estética chida en el Centro de Londres!!!

El punto es que cubrí la necesidad de la vanidad, me gustó y todo por el precio de 10 libras!!! Esta cuidad es muuuy cara!!

8 comentarios:

Lilia dijo...

jhajhajahja!!!
ya quiero ver tu nuevo corte!!

y a gusi se lo dejabas bien cool... haha! (pobrecito!)

Pucca dijo...

jajaja sufrí lo mismo que tu, el otro año en Bham, jamás me corté el pelo y llegué a Mx con un look de la tongolele! Este año aproveché mi ida a Bcn para cortarme allá el cabello. Por 11 euros vs 55 que cobran mis vecinos de Bellisima.

Pucca dijo...

ahh y de Lucas también me hago cargo yo desde el año pasado. Creo que no queda tan mal. jaja.

madreselvas dijo...

Pon una foto con tu nuevo corte.
Yo también después de mil años de no cortarmelo me lo corté bastante, claro que yo no puedo hacerme cortes diversos porque lo tengo muy chino, solo me lo corté parejo arriba dse los hombros para poder llevarlo suelto.
Recuerdo que hace mil años ya Londres era muy caro, sobre todo los hoteles y las rentas, la ropa no era tan cara. ¿Sigue igual?

Yo dijo...

Ya también fui cliente de Estética Unisex Gloria, nomás que Gloria no estaba y me atendió una señora boliviana que terminó dándome una cátedra sobre cómo evitar las redadas antiinmigrantes en Londres... Muy útil en caso de crisis económicas que no renueven visas de chamba....

Angs dijo...

Si hay no sobra en este país son las esteticas además son establecimientos que están abiertos desde las 6 am!! para todos aquellos que quieran llegar mas guapos a trabajar...

Aunque el idioma no es problema encontrar una buena mano para tu cabello no es fácil...mi stilist se llama andrés y es como si el bon jovi de los ochentas me cortará el cabello (no por lo guapo precisamente) con pantalones de cuero, cabello rubio largo en capas...y mucha musica ochentera para amenizar el ambiente...yeahh!

Umami dijo...

ooooo la madre selvas! por ella encontre tu blog! si ponte una foto de tu nuevo corte!!!

Stephen dijo...

Yo no sabía que eres una "story-teller" una cuentista!!! Es evidente que tenga el regalo. Y me gusta los fotos tambien. Vistes Manu en el verano pasado? We miss you both and hope to see you sometime in Mexico!