All you need is love...

jueves, 28 de mayo de 2009

De cómo encontramos una puerta a Bolivia

Hay muchas cosas que agradecerle a Londres, sin duda, una de ellas es el haber encontrado amigos.

He conocido mucha banda en este tiempo, una muy diferente a mi, otra muy interesante, otra muy chida, otra muy extraña. Definitivamente mis tres grandes amigas mexicanas: Lilia, Bere y Azucena fueron el apoyo total en muchas partes de mi vida, gracias a ellas, en especial a Lilia, no caí en la depresión de la soledad. Otros fueron los polacos, Tulasi y Martin. Pero por azares del destino nos hemos separado, pues una de las cosas que pasa en este país es que conoces gente y te llevas muy bien, pero se tienen que ir o uno se tiene que ir.

En el Vergel, he conocido a una banda muy chida, Alejandra y Diego de Chile, Alessandra, mitad mexicana, mitad italiana y después el buen Pablo, mitad chileno, mitad inglés. Ellos forman ahora parte de mi pequeño grupo de amigos, que veo seguido, que salgo con ellos. Nos hemos platicado nuestras penas o felicidades, pero la relevancia de verlos esta en aquellos pequeños momentos en los que podemos hacer bromas tontas o vernos y saludarnos con alegría, quedar para tomar una cerveza o simplemente esperar a que terminen su turno para comer con ellos y platicar sobre las simplezas de la vida.

Alejandra ha dejado el Vergel, era tiempo de hacerlo y con motivo de su despedida nos fuimos al pub por unas cuantas medias pintas y pintas, lo que terminó en una borrachera que finalizaría en nuestra casa. Pero el destino es sabio y en nuestro camino apareció un pub que para la ahora que era, más de la media noche, aun estaba abierto y además sonaba música mexicana. No nos costó trabajo entrar y fue como una puerta a Bolivia en pleno Londres.

Ahí estábamos entre la oscuridad y unas luces que cambiaban de color: Ugalde, Alejandra, Alessandra Pablo y yo. Estar con los hermanos latinoamericanos, como Ugalde los ha bautizado, siempre es como estar en casa, así que compramos unas cervezas, tomamos asiento y disfrutamos de las rolas que estaba cantando “un guatón” (gordo, en el caló chileno) como después describió Pablo. Mientras la música continuaba con unas rancheras, el sentimiento mexicano afloraba, yo me echaba mis gritos al puro estilo ranchero y Ugalde se animaba a cantar. Los demás amigos seguían cantando hasta que me levanté a pedir una rola que me supiera completa, porque ya me había animado a la cantada, pero no la tenían. Así que me dieron varias opciones, pero como no tenían las viejitas, solo mencionaron que tenían “Nube viajera” y fue ahí cuando Ugalde saltó a la pista con un chavo que curiosamente resultó compatriota y que vino a Londres a probar suerte con las bandas de rock. No le ha ido del todo bien y para mantenerse canta en algunos bares como en ese pub. De su ronco pecho, Ugalde se cantó “Nube viajera” y ya para no quedarme con las ganas, les hice tercera. Después de eso, se armo tremendo bailongo en donde todos saltamos a la pista. Nunca imaginé que Alesandra llevara el puro ritmo latino y que Alejandra gustara de hacer la revolución por las vías del baile y que Pablo que se la pasa escuchando R&B llevara el sabor latino. Ugalde hizo gala de las múltiples vueltas que ha aprendido y yo bailé con los hermanos bolivianos que se las da muy bien eso del baile.

Así siguió la madrugada, entre el baile, las cervezas y el ánimo de los amigos. Para esa hora ya estaba lleno el lugar aunque en su mayoría eran hombres los que estaban ahí. A lo lejos escuché un: ¡Viva México! Y en algún momento Alejandra propuso seguir la fiesta en La Bodeguita, un lugar colombiano que se encuentra en Elephant and Castle. Pero en la conciencia de Ugalde entró la prudencia de cortar la borrachera porque teníamos que salir a Gloucester al siguiente día. Así que abortamos el plan y nos despedimos.

Al siguiente día tenía dos preocupaciones en la cabeza a parte de la cruda. Una era que Alejandra andaba en la bicicleta y tenía que hacer un viaje de unos 25 minutos en bici hasta su casa y que Pablo y Alessandra quedaron de llamar o regresar a nuestra casa por si el bus tardaba mucho. Así que, como no había ninguna llamada perdida de Diego reclamando a su mujer, pensé que estaba bien y en efecto, estaba sana y salva, pues no había conocido a un a mujer que empiece a beber desde las 9 de la noche y sean las 5 de la mañana y siga en perfecto estado! Sea vino tinto o sea cerveza, ella siempre esta bien. Un día le preguntamos Ugalde y yo, que si alguna vez se había puesto borracha y contesto: Cuando tomo mucho (!!!!) Y después dijo: cuando mezclo (!!!) y la he visto beber mucho y mezclar y nada! Pablo, llegó bien y Alessandra también.

Sinceramente hacía tiempo que no me divertía tanto en un lugar y creo que todos eso estamos de acuerdo con eso. Ese pub, es una entrada a Bolivia, son de las muchas sorpresas de una cuidad como esta y la banda, es la banda, siempre chida.


Por esa razón, la próxima parada será: La Bodeguita.

9 comentarios:

Pucca dijo...

Cuando los visitemos, por favor pongamos ese lugar en el itinerario.

Un abrazote mariposa!!! las cosas y la gente que hemos integrado a nuestras vidas, viviendo en estos lares, son todo un regalazo que no lo hubieramos tenido estando en Mx, verdad?

Anman0510 dijo...

Hola amiga que envidia tus multiples aventuras, pero me encanta que estes bien y sobre todo que disfrutes la vida, un beso y ya esta listo el blog, cuidate y te manda saludos carmeliux,

utópico dijo...

definitivamente los latinoamericanos estamos en todas partes, y encontrarnos fuera nos ofrece siempre amigos con experiencias y culturas similares, y el lenguaje por supuesto.

que lindo que te encuentres con una puerta a mi pais. jajaja

un abrazo!! y segui disfrutando tus dias!!!

Mariposa Amarilla dijo...

Ey!! Utópico!! Tu eres boliviano!!! que buena fiesta hay en tu país por cierto, ja ja ja...

Berenais dijo...

Mariposa!!
Se me antoja ese lugar. Si es como la Perla, ya me vi!!
Nos vemos en el parque mañana, beso!!

Alejandra dijo...

¡órale!

Lilia dijo...

wow !
senti bonito verme en tu blog y sobre todo lo que pones ahi... mnmn me acorde de nuestros dias en lottie road y aunque estemos un poco mas lejitos ya sabes que aqui o alla ... cuentas conmigo mendiga!
besotee

Azuflower dijo...

Me alegra mucho que te adaptaste e hiciste amigos y amigas que te tenemos presente siempre, ademas eres mi Celestina! y como no te voy a querer!!!

Yo dijo...

Que buena peda, no manches, si no entra en mí la cordura cómo habríamos acabado???? jejeje