All you need is love...

domingo, 9 de noviembre de 2008

Marx



Karl Marx se apareció en una clase de la preparatoria y desde que escuché la complejidad de su teoría me volví fiel seguidora del socialismo y de todo lo que esa palabra explica, genera y puede hacer.

Así fue como en la universidad lo entendí y conocí más a fondo. Comprendí que el materialismo histórico puede explicar la dificultad de este mundo. Algunas veces en las conversaciones de la universidad nos peleábamos con singular pasión por la defensa de nuestras posturas. Siempre hay quien opta por la apatía y siempre hay quien es un apasionado y sale en la defensa de lo que cree ideal para hacer este mundo mejor. Así que quitando a la banda apática habíamos quien nos peleábamos por la defensa de un mundo más socialista y otros que defendían al mundo neoliberalista e individualista… Hoy que aparentemente la esperanza de un mundo más justo parece irse de las manos como se van los sueños y parece que ya no habrá tiempos mejores y la vida cambia, dejas de creer en lo que te apasionaba, sabes que las noticias cada vez son más deprimentes y que las nuevas generaciones optan por ignorar el entorno. Marx se siente cada vez más lejano.

Aquel grito de “Obreros del mundo, uníos” que en algún tiempo fue el estandarte de la esperanza, hoy el obrero solo quiere llegar a casa sentarse, descansar y olvidarse de que el mundo existe, prender la caja estupidizante y dejar que penetre en lo más profundo de su mente o simplemente optará por la observación del techo de su casa o el cigarrillo fumado en el quicio de la puerta de su casa lo transportará hacia los sueños de una vida diferente a la que tiene.

Aun con todo, los que piensen que Marx no tiene la razón, no ha nacido el hombre que cree una teoría que produzca la transformación del mundo y traiga al ser humano la esperanza en si mismo y haga brotar sus sentimientos más profundos, generando esperanza y sentimiento de lucha para hacer de este planeta un espacio más justo, conciente y sobre todo que nos provea de análisis y respuestas a muchos de los problemas del mundo.

Por todo lo que Marx significa, nos lanzamos a la búsqueda de su tumba. Para ser honesta, yo no sabía que estaba enterrado aquí en Londres, pero un día escuché que su tumba estaba en un panteón al norte de la cuidad y que su tumba siempre tenía flores y que nunca estaba sola.

En efecto, la tumba donde esta Marx se encuentra al norte de Londres y se encuentra en el Cementerio de Highgate. Fuimos Ugalde y yo, un martes por la tarde. Fue una tarde perfectamente inglesa, lluviosa, fría y gris, ideal para ir al panteón. Desafortunadamente nos cobraron tres libras para entrar, cosa que nos pareció que Marx hubiera estado en desacuerdo… entramos y caminamos hacia la tumba. No tenía flores, pero no estaba sola, había un grupo de personas ahí. A pesar de que ese cementerio esta lleno de personajes famosos, creo que la tumba de Marx es la mas visitada. Se encuentra al final de un pasillo, en una esquina, los señalamientos te llevan a caminar siempre hacia a la izquierda y pues aquí la foto…




2 comentarios:

madreselvas dijo...

¡El buen Marx!
Yo tampoco sabía que estaba enterrado en Londres, si alguna vez refreso voy a ir a visitarlo.

Azuflower dijo...

me gusto este poster, podrias profundizar y compartirnos que es el materialismo historico, yo no se nada de esto. gracias, besos!