All you need is love...

jueves, 30 de agosto de 2007

De cómo encontré empleo...

Después de haber mandado alrededor de cuarenta currículums, pensé que no iba a ser posible encontrar un empleo en Birmingham, pero en definitiva, ahora más que antes pienso que cuando no busco las cosas o ya he perdido la esperanza, algo bueno llega, a sí me ha sucedido con las cosas buenas que me han pasado en la vida.
Hace exactamente quince días, abrí una página de empleos y mandé mi CV para un restaurante, en donde se pedía una persona
que le gustara cocinar y supiera algo de comida italiana. Me gusta cocinar, pero no tengo ni idea de la comida italiana, así que lo envié sin esperar respuesta. Exactamente a la hora, me llamaron para una entrevista. Estaba nerviosa, pues en mis otras dos entrevistas anteriores, no había salido nada bueno. Esta vez me metí a la página de Internet del restaurante, vi el menú, ensayé con Gustavo preguntas y respuestas; el punto es que traté de hacerlo lo mejor posible. Llegué tarde a la entrevista, pues suponíamos que esta en un lugar conocido y no, así que cuando por fin llegué estaba Sibila, la Chef, ahora mi jefa, esperándome. Llené una forma, luego me entrevistó, obviamente se dio cuenta que mi inglés no es bueno, pero ella siguió diciéndome como funcionaba el restaurante y demás detalles, hasta que me preguntó que cuando podía empezar, le contesté que en ese momento y me dijo que fuera al día siguiente, que sólo me iba a poner de prueba… La verdad me emocioné mucho, salí y le dije a Gustavo que ya tenía empleo y es bien bueno compartir esas noticias. Al día siguiente llegué, me explicó todo, le ayudé a picar verdura y a limpiar la cocina. Cuando salí, Sibila me preguntó que si estaba contenta, que si se me había hecho pesado, que se había sentido a gusto contigo y que estaba contratada: qué felicidad. Pues la verdad ya tenía mucho tiempo sin hacer nada, ser ama de casa de tiempo completo no me gusta, es estar al tanto de todo sin recibir nada y la soledad pesa. Así que ese día me convertí en migrante total.
El trabajo está pesado, termino completamente muerta, pero tiene cosas muy buenas aparte de la paga. Practico lo que sé del idioma y lo aprendo, conozco nuevas recetas de cocina y cada vez más me instruyo en la preparación de platillos bastante extraños, pero sanos, en definitiva, me gusta, es una experiencia y eso es lo que cuenta.
Es extraño, porque aquí abundan los hindús y los pakistaníes, le siguen los africanos, así que banda latina no hay, y soy como muy rara para las
británicas que trabajan conmigo, me ven como bicho, me preguntan que idioma hablo, que si soy latina, que por qué estoy aquí, que si me gusta, etcétera.
Por otro lado me doy cuenta de porqué la banda emigra, obviamente entiendo el fenómeno, me refiero a la necesidad tan aferrada de hacerlo. La semana pasada recibí mi primera paga. Por quince horas de trabajo me dieron 100 libras, que
son como 2200, pesos mexicanos, poquito menos de lo que ganaba como becaria en un instituto que depende del gobierno al mes, haciendo un trabajo meramente intelectual, de acorde a mi carrera de Lic. en Historia. Obviamente no es que te gane el consumismo ni el capitalismo, pero si ves que las oportunidades son mejores, es un dinero que para nosotros, nos da la oportunidad de viajar, pero para muchas familias, significa poder comer, tener una vida digna. Hace tiempo escuché que algunas personas criticaban a los mexicanos que estaban en los Estados Unidos, diciendo que: prefieran trabajar jornadas laborales duras en los Estados Unidos y no en México. Pero ahora que lo veo, me doy cuenta que trabajo de 5 a 6 horas, 5 días a la semana, digamos que mi jornada de trabajo no es larga, pesada claro, pero si me quedo unos minutos más fuera del horario establecido por mi jefa, ella va y me dice: no regales tu trabajo, vete. No sé en Estados Unidos, pero aquí, las jornadas laborales están bien reguladas, todo es conforme a la ley y el gobierno británico trata de incorporar a los migrantes a la sociedad inglesa... Finalmente Inglaterra es más precisa en sus formas sociales, de convivencia y sobre todo muy incluyente, no trata de hacer distinciones. No lo sé, esto es solo una experiencia para mí, quizá pronto nos iremos de aquí, en un mes o en algunos meses y no sé que haremos, si regresar a México o vivir en otro lado, pero para mucha gente que entra a este país clandestinamente, sin nada de dinero, sin saber el idioma, es admirable que poco a poco consiga no tan solo un empleo, sino aprender el idioma, costumbres, quizá esta banda inglesa te contagie buenos hábitos, te haga más fuerte y más seguro como persona, te dé una opción de vida mejor para tu familia y tus hijos… En conclusión estoy feliz por el empleo, porque para mí también significa probar mi fuerza, ser más conciente, valorar más lo que tengo, sea mucho o poco.

5 comentarios:

Edwin dijo...

Que orgullo jefa...siga manteniendo al mandil de su marido...saludos y suerte

Angs dijo...

igual que usted..empecé hace poquito...uno nunca sabe como puede hacer falta el trabajo como método de autoestima y autoedificación y autofinanciamiento, sea la actividad que sea...uno convive, aprende, se enriquece..me da harto gusto..

behappytoday dijo...

Daniela.. ya esperaba tu blog contando tu proeza, me da gusto que hayas encontrado empleo, pues como bien mencionas es una manera de comprobar tu eficacia e inteligencia, sobretodo en un pais extranjero.. disfrutalo mucho y ahorra!!

Rolo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rolo dijo...

lo que me gusta de leer tu blog es que todo se me hace épico. Tienes gran sensibilidad para escribir y me contagia de una atmósfera de mucha nostalgia y te imagino solitaria con tu abrigo en la calle húmeda y nublada. No se se es el ritmo de las palabras o la naturalidad con la que cuentas ls cosas pero me hipnotiza desde la primera linea. Es muy intenso. Sale. Sigue viviedo esa gran aventura y cuídate un montón.